Lobo del Aire
La Paz 24 de Julio de 2024, 02:20
  Escuchar la RADIO  
Últimas Noticias
  • Página de ciberseguridad advierte que un "actor de amenazas" libera datos de cualquier ciudadano boliviano. Estos datos pueden ser utilizados de manera corrupta por estafadores ver más
  • ASFI modifica reglamento de tasas de interés, comisiones y tarifas, en cuento a la banda de precio para las transacciones al exterior ver más
  • Juan Rubén Blanco tiktoker es citado a declarar por incitación al racismo ver más
  • Rolando Kempff de los empresarios, dijo que las autoridades de Gobierno aún no los han convocado para volver a tratar la falta de dólares ver más
  • Joe Biden cedió finalmente a las presiones, anunció oficialmente que se retira de la carrera presidencial, lo hizo mediante un posteo en X ver más
  • Perforación de dos pozos delimitadores y un pozo exploratorio en una estructura aledaña permitirá capacidad de producción del Pozo Mayaya Centro-X1 ver más
  • ¿Cuáles son los pasos básicos para registrarse en la Gestora como trabajador independiente? ver más
  • Comité ejecutivo de la Federación Boliviana de Fútbol elige a Óscar Villegas como director técnico de la selección nacional mayor y también de las divisiones menores ver más
  • Cada día en Bolivia 16 niños y adolescentes sufren agresiones o abusos sexuales, la mayoría pertenecen al entorno familiar o social de las víctimas ver más
  • Ampliación una semana más la vacación de invierno, estudiantes retornan a las clases el 29 de julio ver más
  • Golpe militar de Luis García Meza, un 17 de julio de 1980 ver más
  • Se han registrado excesos en el consumo de bebidas alcohólicas que derivaron en riñas y peleas 300 arrestados después de la Verbena paceña ver más

La reventa de entradas para ver la final del mundial alcanzan a $us 19.000 dólares Americanos

Ya no hay entradas. La FIFA ha colgado este cartel en la ‘taquilla’ virtual de su página web anunciando que está todo vendido. Ni siquiera los VIP pueden ya hacerse con una localidad para ver la final en el Maracaná que enfrentará el domingo a Alemania con Argentina.

 La FIFA prohíbe explícitamente la reventa bajo cualquier supuesto, pero hoy se ve como el único camino para ver el partido. Quienes opten por esta vía deberán, además de arriesgarse a ser descubiertos, aflojarse el bolsillo: la franja de precios que se paga en la reventa varía desde los 4.600 euros ($us 6.265) hasta los 14.000 euros ($us 19.068).

Todos los muros de contención que la organización trató de poner a este problema parecen haberse derribado, a tenor de cómo está funcionando el ‘mercado alternativo’ de entradas. Medidas como que cada domicilio brasileño podía comprar solo cuatro entradas por partido o que los boletos fuesen nominales no han evitado la reventa.

El asunto se ha descontrolado tanto que uno de los responsables de la empresa a la que la FIFA designó para comercializar entradas, Match Services AG, ha sido detenido. Según recoge AP, Raymond Whelan estaba detrás de una red de revendedores.

Esta empresa era la encargada de vender el pack Hospitality, un paquete que incluía hotel de lujo, plaza de aparcamiento en el estadio y hasta catering gourmet durante los 90 minutos. Dos días antes de la final, su página web ya no permitía ni comprar entradas para el partido del tercer y cuarto puesto.

No ha sido el único escándalo. La Policía brasileña detuvo a 11 miembros de otra red que llevaba revendiendo entradas desde el Mundial de Corea y Japón en 2002. Un negocio lucrativo a tenor de lo que ganaban: 91 millones de dólares por evento, según la Policía.

El Mundial de Brasil pasará a la historia (además de la goleada que sufrieron los anfitriones en semifinales) por ser el segundo que más público ha llevado a los estadios. Sumando la final que queda por disputarse, más de 3.4 millones de personas habrán pisado las 12 sedes.

El furor por las entradas durante este Brasil 2014 ha sido tan desorbitado que el pasado abril se vendieron 126.837 boletos en apenas cuatro horas.


Te sugerimos

Contrabandistas tenían gente trabajando en la Aduana y operaban en lo que se llama "contrabando de cuello blanco"