Lobo del Aire
La Paz 13 de Agosto de 2022, 23:37
  Escuchar la RADIO  
Últimas Noticias
  • Tarijeña logró conectarse a una red wifi a escondidas de sus captores y así pudo comunicarse con sus parientes ver más
  • Ex presidenta del TED de Tarija Nataly Vargas habría huido del país, sin notificar a la Dirección de Migraciones ver más
  • Evo, Álvaro y Quintana reaparecen en la presentación del libro "!A sangre y fuego! el escarmiento contra las rebeliones indígenas de Túpac Katari a Evo Morales" ver más
  • Obra de arte valorada en US$50 millones que fue robada y encontrada debajo de una cama ver más
  • De acuerdo a la ATT, las telefónicas no podrán descontar saldo desde el 16 de agosto ver más
  • De acuerdo a la ASFI el ritmo de crecimiento de depósitos y créditos en la banca es cada vez más sostenido ver más
  • Presidente Arce afirma que la demanda interna vuelve a dinamizar la economía ver más
  • Presidente Petro: "Como presidente de Colombia le solicito a la Casa Militar traer la espada de Bolívar, una orden del mandato popular y de este mandatario" ver más
  • Presidente Luis Arce: "La Patria Grande celebra" la posesión de Petro y Márquez en Colombia ver más
  • Presidentes Luis Arce y Gabriel Boric acuerdan "hacer más ágil el libre tránsito" y fortalecer el comercio por Arica ver más
  • Ernesto Cavour el maestro del Charango falleció a los 82 años ver más
  • Este lunes empieza en Oruro el proceso de socialización técnica del censo dispuesto por el INE ver más

"HORMONA DEL ABRAZO" CONSOLIDA EL AMOR VERDADERO

Una de las hormonas que se disparan cuando el amor se ha instalado en el cerebro es la oxitocina. Entre otras cosas, es la responsable del cariño entre padres e hijos y del afecto entre las parejas, y por eso se conoce como la ‘hormona del abrazo’.

Científicos de la Universidad Bar-llan de Israel analizaron las cantidades de oxitocina en sangre de 163 jóvenes. Entre ellos se encontraban 43 personas solteras y 60 parejas de ‘nuevos amantes’, que solo llevaban tres meses de relación. Como esperaban, los valores de oxitocina en las parejas eran superiores a los de los solteros, pero lo sorprendente de la investigación fue otro hallazgo, encontrado seis meses después del comienzo de las observaciones.

Descubrieron que las parejas con los niveles más altos desde el principio seguían juntas nueves meses después, mientras que las demás habían roto. Los científicos entrevistaron a las parejas y comprobaron que los niveles de oxitocina estaban relacionados con la reciprocidad de los miembros y también con el afecto, muestras de cariño, compañerismo y la ansiedad y preocupaciones que compartían. Estos rasgos son similares a los que se aprecian en una relación padre e hijo. Según este estudio, la oxitocina registrada durante los primeros meses podría ser, de algún modo, un indicador de la duración de la relación.

Entonces, si nos suministráramos la hormona de forma externa ¿podemos conseguir que el amor durara para siempre? Los investigadores dicen que es imposible y aconsejan la opción natural. “Cuando las parejas se tocan más y se prodigan afecto, la oxitocina aumenta. Si los niveles bajan porque todo lo anterior falla, recomiendan que la relación llegue a su fin Cuestión de química La droga más fuerte El enamoramiento desata una apoteosis química, con emociones que van desde la euforia a la ansiedad, pasando por la sorpresa, el miedo y la obsesión. La ruptura Cuando ocurre, la consecuencia es tan fuerte que puede desembocar en graves comportamientos depresivos y obsesivos.

No es sostenible El estado de embriaguez amorosa inicial no es sostenible. Ningún organismo puede soportar ese éxtasis mucho tiempo. Hay algo que se apaga En las parejas que llevan tiempo se apaga una zona de la corteza orbitofrontal relacionada con la toma de decisiones. La prueba de los 40 meses de relación Comparar la actividad cerebral de parejas que siguen juntas con otras que han roto pasados 40 meses, también puede servir para analizar si lo que ocurre en la mente influye en la estabilidad de la relación.

Una investigación dirigida por la Alpert Medical School de la Universidad Brown (Estados Unidos) analizó esta actividad mediante resonancia magnética en 18 parejas que acababan de comenzar. Cuando pasaron 40 meses, los investigadores volvieron a contactar con ellas para saber si seguían o no juntas y compararon los escáneres previos. De las 12 parejas que volvieron a responder, seis habían roto y las otras seis seguían juntas. Los escáneres de las que permanecían unidas mostraron que, al principio, en sus cerebros las zonas relacionadas con el amor romántico, como es el núcleo caudado, se activaban con mayor intensidad respecto a las de las parejas que rompieron 40 meses después


Te sugerimos

UNA BENGALA PROVOCÓ INCENDIO EN UNA DISCOTECA DE BRASIL DEJA 232 MUERTOS Y 116 HERIDOS