Lobo del Aire
La Paz 23 de Febrero de 2024, 19:33
  Escuchar la RADIO  
Últimas Noticias
  • Primer postulante a magistrado del Tribunal Constitucional Plurinacional, nuevamente se presenta Cyborg Kanashiro Bronks ver más
  • En medio de altercados, se declaran en vigilia para exigir a la Cámara de Diputados que sesione y trate proyectos de ley de créditos internacionales y la prórroga de magistrados ver más
  • Continúan las inundaciones debido al desborde del río Paria en el sector Noreste de la ciudad de Oruro ver más
  • ASFI fija gratuidad en transacciones con el exterior hasta $us1.000 y un máximo de 10% de comisión para giros en cumplimento al acuerdo entre el Gobierno y sector privado ver más
  • Defensor del Pueblo: "El Estado debe cumplir con las obligaciones internacionales adquiridas para la protección a Guardaparques" ver más
  • Tres policías fueron aprehendidos tras ser vinculados en una balacera que dejó tres heridos y volteo de droga ocurrido el sábado 17 de febrero ver más
  • Empresarios Privados expresaron su satisfacción por acuerdo firmado sus representantes del Gobierno para enfrentar escasez de dólares ver más
  • Policía Boliviana emite recomendación a la ciudadanía nacional no adquirir dólares estadounidenses por encima de la cotización oficial de 6.96 bolivianos ver más
  • Londres y sus aliados buscan armar a Kiev con enjambres de drones controlados por IA inteligencia Artificial ver más
  • 2,2 millones de litros de combustibles son distribuidos por la ANH para La Paz y despliega controles en surtidores ver más
  • Estos son los requisitos comunes y específicos que deben presentar los postulantes a magistrados ver más
  • Encapuchados en Santa Cruz roban Bs 295 mil a una mujer que pretendía comprar dólares para devolución de un Antocrético ver más

Descubren la razón por la que los canes salpican y lo mojan todo cuando beben

Hemos visto cómo un perro bebe agua de un plato. No es precisamente un ejemplo de buenos modales. El líquido se cae de forma desordenada mientras el animal saca la lengua y la mueve groseramente a gran velocidad, en un ejercicio muy diferente al refinamiento de los gatos, que apenas parecen utilizar la punta de la lengua para saciar la sed.

Investigadores de la Virginia Tech han querido conocer cuál es el mecanismo que emplean los canes para echar un trago, y han descubierto que las salpicaduras incontroladas que provocan los lengüetazos esconden en realidad movimientos cronometrados que optimizan la capacidad del animal para adquirir fluidos. El hallazgo aparece publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS). A través de la fotografía y de simulaciones de laboratorio, los investigadores estudiaron cómo los perros introducen fluidos en su boca para beber. En el estudio, observaron 19 perros de diferentes tamaños y razas en acción.

Para empezar, los científicos se percataron de que a pesar de que felinos y caninos tienen bocas estructuralmente similares, sus aproximaciones a la bebida son realmente diferentes. «Sabemos que los gatos y los perros son muy distintos en términos de comportamiento y carácter», apunta Sunghwan «Sunny» Jung, profesor de ingeniería biomédica y mecánica.

«Pero antes de que hiciéramos estudios fundamentales de cómo estos animales beben líquidos, nuestra suposición era que perros y gatos lo hacen de la misma manera. En lugar de ello nos encontramos con que los perros beben de manera muy diferente a los gatos», explica. Los perros y los gatos son animales que muerden y ninguno de los dos tiene mejillas completas.

Sin ellas, no pueden crear la succión para beber, como sí hacen las personas, caballos o elefantes. En su lugar, usan sus lenguas para elevar rápidamente el agua hacia arriba a través de un proceso en el que la inercia está implicada. Ambos animales mueven la lengua demasiado rápido para que el proceso pueda ser observado al detalle por el ojo desnudo. Pero los perros aceleran sus lenguas a un ritmo mucho más rápido que los gatos, sumergiéndolas en el agua y girándolas hacia abajo, hacia sus mandíbulas inferiores, no a sus narices.

Rápidamente retraen la lengua y forman una columna de agua que se eleva a la boca, pero también doblan la parte inferior de la lengua para llevar una pequeña «cuchara» de agua hacia arriba. Precisamente, lo que hacen los perros es morder hacia abajo para capturar el agua. En un instante vuelven a abrir la boca y sumergen sus lenguas de nuevo. Los gatos, sin embargo, tocan ligeramente la superficie del agua con su lengua, por lo general nunca la sumergen totalmente.

Cuando la lengua se eleva en la boca, el líquido se adhiere a la parte superior, formando una elegante columna de agua. En el caso de los perros, también levantan una columna de agua, pero un poco queda en la cuchara de la lengua y es la que acaba disparada hacia ambos lados de la boca del perro. «Los gatos tienden a ser vistos como más limpios y los perros son más desordenados, pero los perros realmente tienen que acelerar sus lenguas para explotar la dinámica de fluidos de la columna de agua», explica Sean Gart, miembro del equipo de investigación.


Te sugerimos

Neymar: "Está yendo bien, gracias a Dios, pero siempre se tiene ese miedo a volver, debo perder ese miedo lo más rápido posible para llegar a la Copa del Mundo volando"