Lobo del Aire
La Paz 15 de Abril de 2021, 22:27
ESCUCHAR LA RADIO
Últimas Noticias
  • Bolivia recibe $us 4.858 MM en créditos de China que también condona una deuda por 5.440.000 yuanes alrededor de 800.000 dólares ver más
  • Enrique Iglesias arrasa en los Latin American Music Awards se llevó cinco premios ver más
  • Tuto Quiroga impidió juicio a Hugo Banzer el año 2001 ver más
  • 11 días feriados tendrá Bolivia el 2018 ver más
  • 186 Denuncias contra empresas que no pagaron el aguinaldo ver más
  • De Estrella del fútbol africano a Presidente de Liberia ver más
  • Apple se disculpa ante sus clientes por ralentización de viejos iPhone ver más
  • Se ahorca el día de Navidad durante un videochat donde los usuarios se insultan ver más
  • DT. DE LA SELECCIÓN PALESTINA J. CESAR BALDIVIESO SE REUNIÓ CON EL PRESIDENTE DE BOLIVIA EVO MORALES ver más
  • Keane - Somewhere Only We Know - Glasgow 2017 (Acoustic) 1080HD ver más
  • Aplazada Michelle Bachelet con apenas 39% de aprobación ver más
  • Ya está sonando la canción oficial Rusia 2018 Comanda 2018 (Equipo 2018) en Lobo Del Aire Radio ver más

¿Quién creó el coronavirus? ¿Hay un superpoder político detrás de una de las mayores conmociones sociales de la historia? ¿Cómo la gestaron? ¿Quiénes son?

NOTICIAS

"Es indudablemente una arma biológica, pero la misma no se explica por una lucha entre países, sino por la crisis sistémica de la economía mundial: viene una quiebra planetaria de los mercados. El 11-S sirvió para aplazar la quiebra. Coronavirus será la excusa para desgravar las consecuencias de un inminente colapso económico planetario" investigador escritor periodista Daniel Estulin

Grupo de estudiosos marcan esta teoría y la rubrican cada vez que se desatan grandes crisis, entre los más conocidos teóricos de la conspiración están Michael Chosudovsky, Daniel Estulín, John Coleman y Walter Graziano. Apenas el coronavirus o Covid-19 empezó a globalizarse fueron consultados o escribieron artículos. Y claro, para ellos, se trata de un giro más de tuerca rumbo a una dictadura planetaria.

“La pandemia de coronavirus no es la causa de esta crisis económica y social en desarrollo –declaró el canadiense Michael Chosudovsky en el sitio del instituto Global Research–. Es el pretexto para la implementación de una operación cuidadosamente diseñada (apoyada por la desinformación de los medios de comunicación) para desestabilizar a las economías nacionales, empobrecer a grandes sectores de la población mundial y socavar la vida de millones de personas. Es un acto de guerra. Si bien el Covid-19 es una preocupación importante de salud pública, el bloqueo y la campaña de miedo en curso no constituyen un medio eficaz para combatir el virus. Sí lo sería proporcionar asistencia médica y servicios de salud a los afectados”.

Más directo ha sido el lituano Daniel Estulín. El analista ha recordado, en el sitio Kontrainfo FF, la última conmoción mundial como referencia para marcar los objetivos de la nueva gran conspiración. “Es indudablemente una arma biológica, pero la misma no se explica por una lucha entre países, sino por la crisis sistémica de la economía mundial: viene una quiebra planetaria de los mercados. El 11-S sirvió para aplazar la quiebra. Coronavirus será la excusa para desgravar las consecuencias de un inminente colapso económico planetario”, declaró.

 

 

¿Cuáles son los objetivos de la supuesta conspiración Covid-19 sobre el planeta? De lo citado por los conspiracionistas surge una agenda del nuevo orden mundial de seis metas: control mundial de la información, digitalización del planeta, control policiaco de la sociedad, manejo obligatorio de la salud personal, micrometrización del imperio informático e inicio de las ciudades–Estado inteligentes. Para cada objetivo de esta agenda, el Covid-19 constituye el justificativo.

Al referirse al control mundial de la información, estos analistas aseguran que ya se trabajó insistentemente creando el fantasma de las “fake news” o noticias falsas. Una pandemia mundial obligaría a iniciar la censura de las “noticias falsas” y paulatinamente de toda información en internet. Ello porque las “fake news”, en una emergencia de proporciones globales, son un problema mayor que la propia pandemia.

Mientras tanto, en el segundo punto de agenda, el avance hacia un mundo sin dinero en efectivo marca a la digitalización radical de la vida cotidiana. “Una sociedad sin dinero físico es totalmente rastreable y controlable –explica una voz grave en el sitio Snakedos–. Es posible obtener los perfiles exactos de las personas. El Gobierno chino, durante el desarrollo de la pandemia, alertó que los billetes eran portadores de contagio y dio paso al uso del dinero digital”.

La pandemia del coronavirus

Y, según Estulín, la imposición del control policíaco ya tuvo su prueba piloto: “China es el mejor lugar para testear un estado planetario de ley marcial, la élite global está observando detenidamente –sostiene–. Uno de los problemas críticos con el inminente colapso económico mundial es el malestar social. Los chinos pudieron apuntalar su defensa civil al poner en cuarentena a 100 millones de personas. ¿Pensaron que era sólo un problema de salud? Lo que viene es toque de queda y ley marcial. Necesitas una crisis para eso”.

La teoría de la conspiración postmoderna señala que el manejo obligatorio de la salud personal surgirá frente a la urgencia de vacunarse contra el Covid-19. Nadie podrá excusarse de que le inyecten el antídoto debido al alto nivel de contagio del virus. Pero nadie tampoco sabrá qué otros elementos destinados a otros fines contendrán las gotitas del compuesto. Paralelamente, se demandará la aceleración de proyectos para implantar chips de identificación personal y para que los bancos mundiales cuenten con los historiales clínicos de todos los habitantes del planeta. Ambos son propuestas en las que se hallan embarcados la Fundación de Bill y Melinda Gates y Google. En suma, se apuesta por la micrometrización informática de la vida humana.

Finalmente, en el sexto punto de la agenda, los conspiracionistas consideran que la forma en la que el virus se ha expandido potenciará la regionalización de la sociedad global. Entonces, ese fraccionamiento sanitario potenciará los proyectos de ciudades inteligentes que a lo largo de las décadas se convertirían en Estados. De hecho, Wuhan, la ciudad donde surgió el coronavirus, ha sido proyectada por las autoridades chinas como una de sus primeras ciudades inteligentes.

Estados Unidos registró la cifra diaria de muertos por coronavirus ...

Y si el Covid-19 es una invención maquiavélica, ¿quién lo creó? La respuesta ha desatado una guerra de acusaciones entre potencias y otra entre conspiracionistas. Surgen tres acusados directos: China, EEUU y una élite mundial de plutócratas. En la disputa se inscribió, primero, sutilmente, Donald Trump, el presidente de EEUU, cuando porfió en llamar al coronavirus “el virus chino”. La respuesta abrió paso a las teorías conspirativas. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Zhao Lijian, aludió a una visita de una delegación militar a las olimpiadas militares celebradas en Wuhan en octubre de 2019 como probable génesis del contagio.

“¿Cuándo se registró el ‘paciente cero’ en Estados Unidos?”, dijo, en su cuenta Twitter, el 13 de marzo, el portavoz chino, con un sugestivo “cuándo”. “¿Cuántas personas están infectadas, cuáles son los nombres de los hospitales?, podría ser el ejército estadounidense quien trajo la epidemia a Wuhan. Sea transparente –reclamó a Trump– nos debe una explicación”.

Hacia EEUU también han lanzado sus dardos verbales políticos Irán y Rusia. El líder de la Revolución Islámica de Irán (quinto país con mayor cantidad de contagios), el ayatolá Seyed Ali Jamenei, consideró a Washington un “acusado de crear el coronavirus”. El representante del Partido Liberal Demócrata ruso, Vladimir Zhirinovski, coincidió y dijo que EEUU cuenta con laboratorios secretos cerca de China y Rusia.

Mapa del coronavirus en el mundo, en tiempo real hoy, 15 de abril ...

Pero en la disputa entre los analistas para identificar al autor de la conspiración se barajan dos preguntas: ¿quién se está beneficiando con esta crisis? y ¿quién tenía en sus laboratorios coronavirus para experimentación?

 ¿Quienes se benefician? “Finales de febrero: Las transacciones bursátiles en todo el mundo quedan sometidas a la manipulación financiera –explica Chosudovsky–. El valor de las acciones de las compañías aéreas se derrumba de la noche a la mañana. Aquellos que tenían ‘conocimiento previo’ de la decisión de Trump del 11 de marzo, de prohibir los vuelos transatlánticos desde los países de la Unión Europea, se hicieron de una gran cantidad de dinero. (…). En términos más generales, se ha producido una transferencia masiva de riqueza monetaria, una de las más grandes en la historia mundial, que condujo a innumerables bancarrotas (…). Este proceso continúa. Sería ingenuo creer que estos acontecimientos son espontáneos, empujados por las fuerzas del mercado. Son deliberados. Son parte de un plan cuidadosamente diseñado”.

Pero el analista también destaca que China, igualmente, saldrá beneficiada de la crisis debido a su predominio en el comercio mundial. Otros, como el español Miguel Ángel León, añaden astutas jugadas de Beijing, en medio de las caídas de las bolsas y mientras frenaba la epidemia en su territorio. Aseguran que realizaron notables compras de acciones a la baja que sumadas a su posesión de la deuda pública de EEUU le darán más poder en el futuro. Adicionalmente, China ha superado a Washington en varias áreas de alta tecnología, incluida la 5G, la nueva era del internet.

El importante foco de la Covid-19en Italia tiene también una explicación en el análisis de Estulín: “114 principales bancos italianos están en quiebra. Italia estaba en quiebra… mucho antes de coronavirus. Lo que vemos en ese país tiene un propósito: declarar un default y culpar de ello a la pandemia”. Y continúa explicando: “Después de 1991 tienes un modelo económico global. No hay dos modelos. En el siglo XIX, teníamos cuatro: británico, prusiano, estadounidense y japonés. Después de la Segunda Guerra Mundial nos quedaban dos: capitalista de Occidente y socialista soviético más sus satélites. Después de 1991 a 2008, un modelo. Hoy, CERO”.

La evolución del coronavirus en tiempo real

Luego añade: “¿Es este el final? El final del capitalismo, sí. El final del mundo, no. (…) Tendremos que inventar un nuevo modelo económico. Hoy no existe. Es por eso todo lo que se habla sobre un Nuevo Yalta/Nuevo Bretton Woods. El mundo financiero posliberal está a punto de nacer”. ¿Cuándo se dará la crisis final? “Hay una ventana de dos semanas. Si en la élite son capaces de cambiar el rumbo del colapso… aguantará hasta marzo 2021. Si no, se desploma ahora. El final vendrá en septiembre de 2020 o en marzo de 2021”.

Sobre los laboratorios donde se presume se creó la Covid-19, más de un conspiracionista se ha animado a citar lugares, patentes y códigos específicos. Desde los laboratorios de experimentación biotecnológica china de Wuhan hasta de bioinformática de la empresa Pirbright Institute–Preventing and controlling viral diseases de EEUU.

Walter Graziano, en su más reciente artículo, incluso ha citado un curioso juego de las cotizaciones al alza de un medicamento llamado Remdesivir. Utilizado ya en China, recomendado por notables médicos y provisto por el Pentágono a sus tropas se perfila como la cura para el coronavirus. Asegura que fue creado hace más de 20 años, pero que tuvo escaso éxito comercial debido a que no había virus corona lo suficientemente contagiosos para su masiva aplicación. Y en casi todos los casos los conspiracionistas recuerdan que cada virus creado atrae aparejada también su rentable vacuna.

Frente a toda la teoría de la conspiración, en semanas recientes salieron al paso científicos de diversas universidades de EEUU. Por ejemplo, especialistas del Scripps Research Institute, señalaron que “no se ha encontrado ninguna evidencia de que el virus se haya creado en un laboratorio o se haya diseñado de otra manera”. Investigadores de las universidades de Carolina del Norte y de Duke también manifestaron un fundamentado rechazo. Y, con ello, buena parte de la estantería se iría por los suelos.

Pero, ¿qué sucedería si los mentados laboratorios estuviesen, muy bajo cuerda, también sometidos a la poderosa billetera de los poderosos? Al final, sugestivamente quedan aún las imágenes de los juegos militares 2019 Wuhan que tenían como lema el “Nacimiento de Un nuevo mundo”. Para mayor referencia documental investigativa analizar  Bilderberg: The Movie 

Michael Chosudovsky,Daniel Estulín,John Coleman,Walter Graziano

 

 

           

Te sugerimos

SE PRESENTÓ OFICIALMENTE EL SPOT DEL CARNAVAL 2014