Lobo del Aire
La Paz 02 de Abril de 2020, 21:36
ESCUCHAR LA RADIO
Últimas Noticias
  • Bolivia recibe $us 4.858 MM en créditos de China que también condona una deuda por 5.440.000 yuanes alrededor de 800.000 dólares ver más
  • Enrique Iglesias arrasa en los Latin American Music Awards se llevó cinco premios ver más
  • Tuto Quiroga impidió juicio a Hugo Banzer el año 2001 ver más
  • 11 días feriados tendrá Bolivia el 2018 ver más
  • 186 Denuncias contra empresas que no pagaron el aguinaldo ver más
  • De Estrella del fútbol africano a Presidente de Liberia ver más
  • Apple se disculpa ante sus clientes por ralentización de viejos iPhone ver más
  • Se ahorca el día de Navidad durante un videochat donde los usuarios se insultan ver más
  • DT. DE LA SELECCIÓN PALESTINA J. CESAR BALDIVIESO SE REUNIÓ CON EL PRESIDENTE DE BOLIVIA EVO MORALES ver más
  • Keane - Somewhere Only We Know - Glasgow 2017 (Acoustic) 1080HD ver más
  • Aplazada Michelle Bachelet con apenas 39% de aprobación ver más
  • Ya está sonando la canción oficial Rusia 2018 Comanda 2018 (Equipo 2018) en Lobo Del Aire Radio ver más

Christiana Figueres: evitar el calentamiento global, ella es la responsable de la respuesta mundial que se dará en la Cumbre del Clima en París

Secretaria de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático está segura de que la cumbre de París puede hacer historia y generar un acuerdo crucial para limitar las futuras emisiones de carbono. Pero el éxito depende de su función clave.

Las oficinas de la Secretaría del Cambio Climático de la ONU en Bonn (Alemania) gozan de unas preciosas vistas sobre un tramo del Rin, hacia praderas y espléndidos edificios nuevos y antiguos. Se encuentran además a poca distancia del campus histórico que se hizo famoso por ser el lugar donde se firmó el Plan Marshall tras la Segunda Guerra Mundial.

Dicho plan, que canalizó miles de millones de ayuda estadounidense para reconstruir las economías europeas, fue crucial para la creación de la Europa moderna y para redibujar la economía global. En lugar de las medidas punitivas y de las reparaciones impuestas a Alemania en el Tratado de Versalles, el Plan Marshall ofrecía curación y ayuda financiera, un mensaje de esperanza, no de miedo. Christiana Figueres, la principal responsable del cambio climático en la ONU, tiene ante sí una tarea tan enorme como la de los arquitectos de ese plan.

Es responsable de la respuesta mundial al calentamiento global, una amenaza potencialmente más catastrófica que cualquier desastre conocido, pero con un desarrollo tan lento que los gobiernos y la opinión pública han podido hacer caso omiso de ella durante más de tres décadas desde que los científicos comenzaran a demostrar de manera irrefutable los peligros que plantean las emisiones de gases de efecto invernadero a la estabilidad de nuestro planeta.

Este lunes, los gobiernos se darán cita en París en una conferencia decisiva, en un intento de forjar un nuevo tratado global, con la esperanza de que sea tan efectivo y tan trascendental como el Plan Marshall, que limite las emisiones de carbono futuras y que aporte ayuda financiera a los pobres que serán los más perjudicados por los efectos del calentamiento. Lo que está en juego no podría ser más importante.

Hace ya más de 20 años desde que los Gobiernos realizaran sus primeros esfuerzos conjuntos para controlar las emisiones y tratar el cambio climático. Desde entonces, las emisiones han seguido aumentando en gran medida casi cada año, excepto en los marcados por la crisis financiera. En 1992, cuando se firmó la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), que obligaba a los países a evitar niveles peligrosos de calentamiento, el contenido de carbono de nuestra atmósfera era de unas 356 partes por millón (ppm), en su mayoría vertido a la atmósfera desde la Revolución Industrial.

Ahora, se encuentra en 398 ppm, no lejos de las 450 ppm que los científicos calculan como el umbral superado el cual nuestro clima cambiará drásticamente y de forma irreversible, produciendo extremos climáticos, inundaciones, sequías, olas de calor y haciendo prácticamente inhabitables franjas del planeta. Si las negociaciones de la ONU son un éxito este año, Figueres desempeñará la función clave.

Tiene tres tareas fundamentales: garantizar que los países se atengan a los estrictos objetivos sobre las emisiones, aportar a los países en desarrollo ayuda financiera del mundo rico para desarrollar energías ecológicas y para adaptarse al calentamiento global y redactar el borrador que se convierta en el instrumento legal indisputable que firmarán los países.

Pero ahora una sombra se cierne sobre las conversaciones de París. Los ataques que mataron a 130 personas y dejaron cientos de heridos han marcado profundamente a Francia y a Europa. Para muchos franceses, el problema a largo plazo del cambio climático puede parecer irrelevante, comparado con su peligro actual.

El expresidente Nicolas Sarkozy propuso que se retrasara la cumbre, pero François Hollande insistió en que debían seguir adelante. Se aumentó la seguridad, sobre todo para los más de 130 líderes mundiales que asistirán, incluidos Barack Obama, Xi Jinping, Narendra Modi, Angela Merkel y David Cameron.

Se ha cancelado una marcha por París planificada por grupos de la sociedad civil y otras manifestaciones se silenciarán. Figueres respondió rápidamente a la atrocidad. “Un dolor profundo. Me solidarizo con París y con toda Francia”, escribió en Twitter. Ha sido su única declaración pública.

           

Te sugerimos

En abril presidente Evo Morales estará en el Vaticano a invitación de el papa Francisco